Mayo 27, 2024

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

¿Cómo actúan las izquierdas? Ahora lo vemos con la ley del sí es si, y otras.

Por José Lirio Jiménez

La izquierda si no tiene problemas se lo sacan de la manga, muchos de los problemas que sacan es sin relevancia alguna, y otros son inventados, para tapar los mayores problemas como es el económico, el paro, la desintegración de España, la educación, el terrorismo, o la inseguridad ciudadana, por poner unos ejemplos. 

 O, mejor dicho, ellos crean los problemas, y después ofrecen las soluciones, (como por ejemplo la ley del sí, es sí), o sea el llamado problema – reacción- solución, se crea un problema donde no existe, en una situación prevista. Y acto seguido se causa una reacción en la ciudadanía, a fin de que sea esta la demandante de las medidas a tomar en leyes de seguridad y políticas, en perjuicio de la libertad, o también para crear crisis como la que tenemos económica, o de paro, o leyes y luego hacerles ver que es como un mal necesario, como por ejemplo el retroceso de los derechos sociales, el desmantelamiento de los servicios públicos, el recorte de salarios, estado de derechos, separación de poderes, etc. etc. 

O sea las medidas que ellos previamente ya tenían pensadas. Como por ejemplo el consentimiento de las concentraciones del 15-Mayo 2011 prevista de antemano por el gobierno, para la continuación de la misma después de las elecciones. (Crean el problema y después intentan solucionarlo). Para que el ciudadano vea, que son buenos y activos en resolver problemas. De esta forma intentan tapar sus mentiras. 

Esta plaga de indeseables que nos gobierna está utilizando la estrategia de hacer que se acepten medidas inaceptables y aplicarlas gradualmente a cuenta gotas por años, hasta llegar a su fin, gobernar eternamente, como, por Ejemplo, Cuba, Corea del Norte, Nicaragua, o Venezuela, todos ellos con un grado de pobreza extremo, para la población. Pero no para ellos. 

De esa manera condicionan radicalmente el neoliberalismo impuesto en la década de los años 1980 y 1990: estado mínimo de privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salario que no aseguran ingresos decentes, todos estos cambios fueron aplicados de uno, en uno, y de año, en año, si todos estos cambios los fuesen aplicado de una vez hubiesen provocado una revolución, social.  

Pues lo mismo ocurre con todo. Con las pensiones, con la seguridad social, con el cambio de mentalidad social, con el paro, y con el camuflaje del mismo reduciendo sus listas para hacer ver que hay menos parados de lo que realmente son. O, menos muertos de los que son con la pandemia, y hacer ver que es un mal menor etc. Et Los cambios lo hacen con cuenta gotas para no hacerlo todo junto, para no provocar una revolución social.    

 Otras de sus virtudes nefastas y contradictorias, es la de hacer aceptar una decisión impopular y presentarla como “dolorosa y necesaria” para obtener la aceptación ciudadana en el momento para una posible aplicación de futuro. 

Para ellos es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato, en primer lugar, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente, y luego, porque la ciudadanía, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “Toda ira mejor mañana” cosa totalmente equivocada, e ignorada. 

Ellos lo que tratan siempre de hacer es lo que hacen ahora, dar más tiempo a la ciudadanía para que se acostumbre a la idea del cambio, y de aceptar con resignación para cuando llegue el momento del cambio. Es lo que, hacía zapatero, y ahora está haciendo Sánchez, y le saldrá bien, porque el pueblo está en pausa de espera.  

La izquierda siempre trata a una gran parte de la ciudadanía como si fueran niños entre 14 o 16 años, hacen discursos infantiles y muchas veces próximos a la debilidad, o sea nos tratan como si fuéramos deficientes mentales mientras intentan engañar al ciudadano, más tienden  a adoptar un tono infantilizante. No tenéis más que ver el discurso de todas las izquierdas, ahora desde el gobierno en el parlamento, ponen cara de Ángel, pero exterminador, y predicando lo bueno que son. 

Ellos tratan estimular al ciudadano a ser complaciente con la mediocridad promover al ciudadano a creer que esta de moda ser estúpido. Vulgar, e inculto, y hacer creer al individuo que es él el culpable de su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus incapacidades, o de sus esfuerzos, así, qué en lugar de rebelarse contra el sistema el individuo se auto desvalida y se culpa, de esta forma no hay revolución. 

Todo esto viene ocurriendo desde que empezó la democracia dado que las tres cuartas partes de ella gobernaron las izquierdas y se preocuparon que la enseñanza fuera deficiente. Por ello a lo largo de 40 años la han cambiado en 8 ocasiones a peor  no superando nunca a la EGB. Y esta última de la ministra Cela, es la puntilla.

Pero lo más lamentable de todo es que la derecha gobernó con mayoría absoluta y tampoco hizo nada en este sentido. 

Y para terminar y en el transcurso de los últimos 40 años los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del ciudadano y los de aquellos poseídos y utilizados por las elites dominantes para su beneficio propio y en detrimento precisamente del ciudadano más humilde, y débil. 

Pues este gobierno todo su afán es debilitar al fuerte, y no se da cuenta que, debilitando al fuerte, no fortalece al débil, todo lo contrario, lo hace más pobres.  

El sistema de zapatero-Sánchez ha conseguido conocer mejor al individuo común, de lo que ellos se conocen así mismo. Y esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor, y un gran poder sobre los individuos, bastante mayor que el de los individuos sobre sí mismo. Así actúan las dictaduras.  

Esta forma de proceder nos llevara a todos a un país tercermundista, de esclavos, y sin derechos, a muy corto plazo, era el objetivo de Zapatero y la continuidad de Sánchez. Y todo por no preocuparnos de nosotros mismos y dejarnos llevar por un sistema autoritario, deficiente, mediocre, y sin principios destruyendo riquezas, y si destruyen las riquezas ¿cómo demonios van a ayudar al pobre, si no hacen más que presionar a quienes pagan los salarios? Ahora tenemos la oportunidad de cambiar, estamos próximas a unas elecciones, porque si no lo hacemos, ocurrirá lo imprevisto y luego será tarde para lamentarse.          

Por todo esto quiero olvidar los fracasos que tuvimos en el pasado, pero también con muchos aciertos, y aunque con menos posibilidades que ahora, éramos mucho más provechoso e ingeniosos y sensibles, dado que estábamos limitados por la censura, censura que ahora volvemos a ella, pero con el sistema cambiado, a peor. Reflexionemos estamos todavía a tiempo. 

Valora este artículo
(2 votos)
Comparte en tus redes sociales
© 2019 RTV Sol Los Barrios