Mayo 23, 2022

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Una cultura de la muerte.Fracaso humano

Por Darío Iglesias Muñoz

La humanidad ha fracasado y lo sigue haciendo cada día. Hace tiempo que fracasamos. No sé si somos conscientes de ello. Cada día nos levantamos y nos da la sensación de que no vivimos sino sobrevivimos. Agarrados al sinsentido y a una existencia cansada que nos ahoga, deambulamos dormidos y vivimos sin vivir.

Hace unos días Colombia despenalizaba el aborto y miles de personas se congregaban para “festejar” que una mujer (una madre) podrá interrumpir su embarazo al sexto mes. Varios medios definían este acontecimiento como un hito, como un verdadero avance para la humanidad pues, las mujeres, podrán decidir sobre “su cuerpo”.

Nuestra desestimada ministra Irene Montero así lo declaraba: “respetaremos escrupulosamente el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo”. No sabía yo que un embrión formaba parte del cuerpo de la madre, esto es, que no es una vida humana única e independiente de la mujer que lo gesta sino una especie de “célula” que puedo arrancar de mi cuerpo según convenga. Algo abominable.

En el substrato racional de mi persona, esto es un asesinato asistido, un homicidio deliberado. Nuestros políticos podrán ocultar esta realidad bajo el disfraz de los derechos pero no deja de ser lo que es, la muerte de una vida humana. Es más, aunque hubiesen motivos más que justificados, nunca, jamás, podemos solucionar un mal con otro mal y, en este caso, un mal mayor.

De la misma manera, apreciamos un deprimente escenario social: el maltrato y el abandono a las personas mayores, la violencia a la mujer, la corrupción, el abuso a menores, la destrucción del medio ambiente o la pobreza en el mundo. La última desgracia, la guerra entre Rusia y Ucrania. Algunos sociólogos están equiparando esta desgracia con la Segunda Guerra Mundial. Penoso.

Una “cultura de la muerte”, a modo de acontecimientos inhumanos, está bañando nuestras mentes, la manera de vivir nuestra existencia. Parece como si nuestra naturaleza humana estuviera dañada, debilitada. Parece como si nuestras consciencias se hubieran debilitado con el devenir de los años y el paso del tiempo haya embotado nuestros corazones con los más escalofriantes contravalores.

Sí, seguimos fracasando como humanidad. Seguimos destruyendo y destruyéndonos. ¿Y nosotros somos “los civilizados”, los que creíamos haber conquistado el mundo y la verdad?, ¿los que pensábamos que con la ciencia y la tecnología lo teníamos todo solucionado y controlado? Perdónenme que insista, no hemos avanzado nada.

Amigos y amigas. Sigamos como vamos. No nos paremos a pensar lo que estamos haciendo con esta humanidad decadente. Sigamos cavando nuestra propia tumba. Y, mientras tanto, sigamos disfrutando del pan y del circo que nuestros políticos nos ofrecen a diario. Al parecer, es lo que nos gusta.

Un abrazo a todos. Ánimo y adelante.

 

Valora este artículo
(0 votos)
Comparte en tus redes sociales
© 2019 RTV Sol Los Barrios