Mayo 11, 2021

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Día uno de Mayo, día del trabajador, su patrón San José Obrero

Por José Lirio Jiménez

Un poco de historia, para recordar a sindicalistas actuales el origen de tal celebración, que da la impresión que se han olvidado. El uno de Mayo la iglesia la que una mayoría de esta gente odia, y que se llaman así mismo “defensor del trabajador”. La iglesia celebra la fiesta de San José Obrero, patrón de los trabajadores

San José Patrón de los trabajadores, defensor del humilde, del trabajador, de lo social, en esta fecha uno de Mayo que coincide con el día Mundial del trabajo. Esta celebración Litúrgica fue instituida en 1955 por el siervo de Dios Papa Pío XII, ante un grupo de trabajadores reunidos en la plaza de San Pedro.

Y haciendo un poco de historia. El origen de esta fiesta uno de Mayo, Data de 1868, donde la federación americana del trabajo, convoca una huelga general para pedir la jornada laboral de 8 horas. En la cual hubo muchos heridos y muertos. El congreso obrero Socialista de la segunda internacional celebrado en Paris en 1889, fue  una jornada de lucha obrera en homenaje a los Mártires de Chicago. A lo largo del siglo XX, se extendió por la mayor parte del mundo la celebración de este día como fiesta del trabajo.

 En pleno siglo XXI. El sindicalismo español; se a convertido en correa de trasmisión de sus respectivos partidos políticos, y cuando el mundo laboral se mexcla con la política, el que pierde siempre es el trabajador. 

Así que queridos amigos trabajadores, esta es la historia resumida del mundo del trabajo. Que nada que ver, en este siglo XXI, donde los sindicatos perdidos en la batalla, vendidos a los gobiernos de turno, con sus suculentas subvenciones, sus liberaciones, no trabajan, viven como reyes, traicionando así, el mundo del trabajo, permitiendo sueldos precarios,  permitiendo jubilaciones a los 70, años, apoyando una ayuda, para alargar la jubilación, solo porque lo dice el gobierno que ellos representan, no dejando paso a la juventud.

Pero ojo, esto lo hacen dependiendo el color, del gobierno de turno, si el color es el de su gobierno todos calladitos, pero si no lo es todos a la calle. Estos no piensan que de nada ha servido los sacrificios de los trabajadores en sus reclamaciones sociales fracasadas por unos sindicatos convertidos en capitalistas, lo que ellos dicen odiar, solo de cara a la galería, en la practica no lo odian. Lo asumen como cosa natural.

Estos sindicatos que no son tal, son fotocopias de los políticos, y en nada se parecen a los descansados Marcelino Camacho, y Nicolás Redondo, que si eran sindicalistas de verdad, hablando con valentía las injusticias donde decían que el hombre y la mujer valen mas por lo que son, que por lo que tienen. Sindicalistas hechos y derechos, defendiendo a trabajadores, no liberados, y no vividores como hoy día existen. Si estos dos hombres buenos levantaran cabeza, volverían a morir de pena, viendo la clase de sindicalistas que tenemos, vendidos al mejor postor, o sea a su empresa que es quien les paga, o sea, el gobierno.

  Estos aprendices de sindicatos, les recuerdo que el aprendizaje es un proceso que comienza cuando nacemos, y finaliza cuando las personas deciden ponerle punto final.  

Pues bien, estos aprendices de sindicatos, hace mucho tiempo pusieron punto final a la lucha en defensa del trabajador. Solo piensan en estar liberados, cobrando y sin trabajar, así son una gran mayoría de sindicalistas. Si, lo hemos visto ahora, con el virus, los  liberados que se negaron a acudir a su puesto de trabajo, para quitar carga de trabajo a sus compañeros enfermeros, ayudando así a los contagiados por el covid- 19, con sus compañeros desbordados  por el trabajo, le pidieron ayuda, y requirieron su incorporación, negándose en redondo a tal evento humano, callando la respuesta.

Valora este artículo
(0 votos)
Comparte en tus redes sociales
© 2019 RTV Sol Los Barrios