Octubre 23, 2019

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

¿Quién le pone el cascabel al gato?

Por José Lirio Jiménez

Para terminar con la crisis no se necesita mucho ni tampoco ser un experto en economía: simplemente tener un poco de sentido común, y propiamente que todos los  políticos y ciudadanos seamos más austeros. (O mejor dicho no gastar donde no hace falta), o sea no comprar lo que no es prioritario. Porque sino lo hacemos así, siempre estaremos en crisis. (Cuando estemos mejor, podremos comprar todo lo que nos guste). Mientras tanto austeridad.

Hay que hacer lo que sigue, bajo mi opinión, en primer lugar bajar los impuestos somos el país que más impuestos paga, y menos se gana,  no viéndose los resultados, por los impuestos que pagamos. Por ejemplo la electrificación de la vía Algeciras Bobadillas, Sanidad, mundo laboral, y educación.

Debemos olvidar la manía de vivir de los presupuestos públicos. Hay que desmontar las creencias de poder mantener el poder adquisitivo de antaño. Por ejemplo la dependencia de créditos, para gastos de ferias, y diversiones. Ya que de continuar así, la economía domestica continuará siendo un funeral de gastos innecesarios. Esto es simplemente lo que cualquier casa de familia con sentido del gasto e ingresos hace en casa.

Y a niveles, de Ayuntamientos, diputaciones, mancomunidades, comunidades, estado, e instituciones, lo que deben hacer, es no gastar más que ingresos tengan. Hay que quitar subvenciones a sindicatos, a partidos políticos, a algunas instituciones innecesarias que se dedican al negocio humano, hacer reformas estructurales, o sea, achicar el estado, mantener 17 gobiernos, con 17 defensores del pueblo, y todo lo que cuelga detrás no es rentable para nadie, y mucho menos cuando todo esta globalizado.

Pues si continuamos con el comportamiento actual, nunca saldremos de la crisis, ya que los más humildes siempre estamos en crisis, es la única forma de no gastar donde realmente no hace falta. Si vas a una tiende- cita compra solo lo necesario, pero si vas al supermercado, llena el carro de lo que no vas a gastar, te cuesta 200 euros, y luego tienes que ir, a la tienda de tu calle. Así que es mejor en cuanto a la comida, comprar en la tienda de tu calle, porque te sale más económico, y de paso ayuda a esa tienda a mantenerse, para que no cierre.

Ya que para poder subsistir con comodidad en la nueva moneda del euro, debemos tener en cuenta, que las subvenciones a sindicatos solamente nos cuesta a los españoles al año, mil millones de euros, y encima no sirve para nada, así que deben mantenerse con las cuotas de sus afiliados, lo mismo sucede con los partidos políticos, empresarios, y otras subvenciones.

Pues con estado”buitre” y un pueblo “mercenario”  ¿Conocemos mejor combinación para el desastre? Creo que ninguna: es la combinación perfecta para destruirnos.

A veces pienso, que he nacido en la década equivocada, porque tengo principios que ya se perdieron, y amo las cosas que ya no se valoran. Y caminamos con consignas equivocadas

De modo que si hacemos este sacrificio, a lo largo nos alegraremos.

Todos nos hemos dado la consigna, y el dicho, de que el que no roba en España, es porque es tonto, y con esta forma de pensar nos ponemos todos a la altura de quienes roban, y así no podemos continuar, con este pensamiento, porque esto, es igual, que el que esta metido en un pozo, y no tiene una cuerda para salir, pero encima no suelta la pala, y continua ahondando.  (O, sea, no busca la solución).

De modo que si de verdad, queremos salir y acabar con esta pesadilla en España. Esto es lo que tenemos que hacer, fuera autonomías, o por lo menos con control del estado.

Ni una subvención a Sindicatos,  partidos, y fundaciones desconocidas. Proteger y potenciar el campo, las industrias ligeras, y pesadas. Sobran políticos, bajar la presión fiscal, mejorar las garantías judiciales, y que estas sean independientes. Promover la natalidad entre los españoles, ayudar a las familias, una buena educación y con recursos, y solidaridad entre todos. Y verán ustedes como se acaba la crisis, España se levanta, y todos mejoramos,

¿Pero quien le pone el cascabel al gato? ¿Existen políticos para esto?

Valora este artículo
(0 votos)
Comparte en tus redes sociales